33 semanas.jpg

En la semana 33 del embarazo, el bebé mide 44 cm aproximadamente y su peso es de alrededor de 2 kilos.

La mayoría de los huesos del cuerpo se están endureciendo con excepción de los huesos de la cabeza que son blandos y se encuentran separados entre sí. Esta flexibilidad es la que le permite a la cabeza pasar por el canal vaginal. Estos huesos recién estarán completamente unidos cuando el bebé tenga entre 9 a 18 meses.

Se ha descubierto que a partir de esta semana el feto puede realizar Movimientos Oculares Rápidos (MOR) que se cree que indican que el pequeño está soñando. Estos pueden jugar un papel esencial en cuanto al crecimiento y la estimulación del cerebro.

Si se llegase a producir el parto en esta semana de embarazo el bebé tendría una tasa de supervivencia muy alta. Los problemas que pueden surgir tienen que ver con la alimentación, el tamaño y el crecimiento ya que tanto el mayor crecimiento y aumento de peso se da en las últimas semanas en el útero.

El síndrome de dificultad respiratoria causada por la inmadurez de los pulmones es una de las mayores complicaciones que puede experimentar un pequeño que nace antes de tiempo pero la madurez de estos se puede acelerar con esteroides de ser necesario. Debido a la falta de madurez des sistema nervoso también pueden aparecer brotes de apnea.

Durante la semana 33 de embarazo muchas mujeres padecen de hinchazón de los nervios de la muñeca que también es conocido como el síndrome del túnel carpiano. Esto se produce por la retención de líquidos que sufre la mujer embarazada.